Seminario Conciliar
 
 
Historia
Seminario
Vocacion Sacerdotal
Grupos Vocacionales
Centro Teologia

 

NUESTRO BLOG

 
Revista

VIDEOS

SEMINARIO "San Froilán"

El Seminario Conciliar San Froilán de León, desde los días de su fundación hasta hoy, es una comunidad educativa en la que se forman los futuros sacerdotes de nuestra Diócesis.
A lo largo de su historia han cambiado los métodos, los reglamentos, la forma de vida, las personas, e incluso la estructura del edificio y el número de sus “inquilinos”, pero lo que permanece es aquella realidad sobrenatural que da sentido, unidad y coherencia a todo aquello que hacemos los que aquí vivimos.

También hoy, al igual que en los siglos que contemplamos y nos contemplan, Dios llama a algunos a la vocación sacerdotal y la Iglesia de León siente la urgencia de ofrecerles un ámbito adecuado para su preparación.
Por ello, el Seminario es mucho más que un mero lugar físico; es un lugar y un tiempo de gracia en el que Dios, que es el principal educador, va haciendo que nuestros seminaristas profundicen en la vocación a la que han sido llamados y puedan parecerse, cuando reciban la Ordenación Sacerdotal, a Cristo, el Único y Buen Pastor.
Son jóvenes de nuestro tiempo, con sus alegrías y esperanzas que, en un determinado momento, por medio de las más diversas mediaciones de las que Dios ha querido servirse (familia, parroquia, amigos, sacerdotes, acontecimientos, grupos o movimientos apostólicos…) y desde las más diversas circunstancias personales, laborales, o académicas, han experimentado que Dios les pedía un SÍ especial, un SÍ que es para toda la vida y que la transforma definitivamente.

Ellos han percibido, desde la fe y la vida cristiana, su especial vocación única, personal e irrepetible con la que Dios les llamó para constituirlos en testigos de su amor para todos, para enviarles a anunciar su palabra y celebrar los sacramentos, para orar por todos los hombres.
Por su parte, la Iglesia de León, además de orar insistentemente por el aumento de todas las vocaciones a una especial consagración, suplica a Dios por todos y cada uno de aquellos que están ya realizando su formación para el sacerdocio.

Nuestro Seminario, siguiendo las directrices de la Iglesia, no sólo trata de conseguir en los seminaristas una sólida formación intelectual con vistas al ejercicio del ministerio presbiteral; más bien pretende una buena formación integral de la persona.
La vida del Seminario transcurre fundamentalmente entre dos grandes polos que ocupan la mayor actividad del día: la oración y el estudio. En la primera se incluye la celebración de la Eucaristía y la Liturgia de las Horas; en el segundo, las clases por la mañana y el estudio por la tarde. Hay que destacar otros momentos importantes de la vida espiritual de la comunidad como son el retiro mensual, los ejercicios espirituales al comenzar el curso y las distintas celebraciones de la penitencia.

El Seminario Mayor San Froilán no es un lugar cerrado e incomunicado del resto del mundo. Hoy más que nunca intenta mantener una ventana abierta al mundo y a nuestra Iglesia. Es por ello que, los fines de semana especialmente, los seminaristas colaboran en distintas parroquias de la ciudad o del ámbito rural. Allí, acompañados por el sacerdote, pueden ir iniciándose e identificándose con la tarea para la que se están preparando. Además, también realizan actividades sociales acompañando a ancianos, enfermos, marginados, niños… como expresión de la caridad cristiana y de la atención que debe manifestar el sacerdote por los que sufren.
De igual manera, se brindan otras muchas ocasiones para conocer nuestra sociedad con la participación en eventos culturales, exposiciones, etc.
Al Seminario vienen también muchos sacerdotes que aportan su experiencia y ello posibilita el conocimiento y la estima mutuos.
Como se puede ver, el Seminario es hoy, como siempre, una comunidad viva que quiere seguir a Cristo y servir a su Iglesia.

 


PROCESO FORMATIVO. (Ver mas...)

UN DÍA EN EL SEMINARIO CONCILIAR DE LEÓN. (Ver mas...)
 

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL(...)